lunes, 21 de julio de 2008

amor de madrugada

teníamos poco más de veinte años
y el amor llegaba hasta la madrugada
sentadas en un bordillo de la estación de sants
mirándonos a los ojos
te pregunté
¿cómo te ves a los treinta?
y tú contestaste
sola
han pasado ya algunos años
desde que cumplimos los treinta
pensé ayer mientras me asaltaba
este recuerdo
y me di cuenta de que tal vez
mi esperanza era detenerme en esa edad
hacerme inmortal a los treinta
porque sabía que más allá
no podría durar ese amor que vivimos
de madrugada a escondidas
y sin apenas tocarnos

No hay comentarios: