martes, 20 de abril de 2010

Soledad y yo

A veces me siento
a ver la tele un rato
acompañada de Soledad,
echamos unos pitillos
imaginarios y comentamos
la jugada:
- ¡Mira que malo es ese actor!
- ¡Pero qué dice ahora ésta!
- ¡Qué pequeños somos,
volcán fuimos y en cenizas
nos convertiremos!
- ¡Crisis, crisis: yo siempre
estoy en crisis!

Luego cada una a su habitación.

Una vez probamos de hacer el amor
pero fue sólo sexo
y a ninguna de las dos
nos ha gustado nunca hacer
gimnasia.

Lo bueno fue que pudimos
convertirlo en una buena amistad

Pero ahora el piso
se nos ha quedao pequeño
y sólo tenemos dos opciones:
o nos cambiamos a otro más grande
o ella se va a otra parte

Así que ando un poco preocupada
porque si se va la echaré mucho de menos
y otro piso más grande por este precio
no sé yo dónde lo voy a encontrar

Es lo que tienen los amores desinteresados
que crean dependencia espacial

No hay comentarios: