miércoles, 12 de mayo de 2010

Hasta que me deixen

De cuando acá me vine
se me olvidó la maleta que traía
alguien la abrió en el aeropuerto
confiscó alguna cosa
y la devolvió
a donde allá me fui

No entiendo nada
y todo me parece fascinante
desde una mosca gorda hiperatrofiada
a una mano describiendo círculos
de oratoria en una conversación
de sordomudos

Y ya no tengo claro nada de nada
y hasta me gusta esta incertidumbre
que va y viene
que regala ciertas certezas
y te quita la razón en las burradas
que se te ocurren cuando
la imaginación que de acá nos viene
se sale de su jaula de oro

Mira, hasta los buitres me parece
que hacen bien su labor,
eso sí, que la hagan lejos,
no acá sino allá
y que pronto pronto nazcan
otros animalicos que haciendo
la función necesaria de los buitres
no sean tan carniceros

Aquí y allí
Acá y allá
Y más acá y más allá
Siempre tú
Me vino del cielo
Se quedó en la maleta
Me requisaron el amor
pero tenía tanto
que conservo cordilleras
y cordilleras para crear
nuevas fuentes desde las cimas

De cuando acá me quedé
aunque no sé si quise venir
El caso es que acá llegué
y ahora me quedo
-como decía mi abuelita-
hasta que me deixen

No hay comentarios: