lunes, 7 de junio de 2010

Fuego en el corazón

Pisé fuego con los pies descalzos
y sólo se quemó mi amor por ti.

En aquellas cenizas se quedaron
los besos y las caricias y el sexo
que nunca tuvimos

Pero no sé por qué
consideré que era un triunfo
un vencer al tiempo
a tu espacio que me encerraba
y a esa maldita idea de ti

Lo hice para salvarme
en un intento de purificación
salvaje y antiguo
que en el fondo
nada tiene que ver con lo que nunca
nunca nunca fue nuestro
sólo mío

La pena se la llevó la brasa

El público asistente aplaudió,
ya digo fue un triunfo

Sin embargo, pasados los años
este regusto amargo que se ha instalado
en el paladar

Debe ser que ardiste tú
pero fui yo quien sintió
el fuego en el corazón

2 comentarios:

Butterflied dijo...

Genialérrimo. Hay días que paso por aquí y se me mueve todo por dentro.

Paula Mocinho dijo...

Qué bonito eso que me dices, guapa...
Esta página la visita poca gente pero que alguien pase y diga las cosas que tú me dices me da mucha fuerza para seguir.
Saludos afectuosos