viernes, 6 de agosto de 2010

Mojar la tierra

Hace tiempo que no pasa nada
las plantas en la terraza
los amigos que llaman
los poemas y los cuentos
se amontonan en la almohada
pero nada rojo
ni siquiera anaranjado
apenas un puñado de historias
en la pantalla de un ordenador
que me recuerdan el amor

Y todo está tranquilo
sin naranjas ni limones
con las vacaciones por delante
y septiembre en sombra

Este agosto de calima
con su sol allá arriba
que tan poco se explica
una lagartija una mosca
una avispa y esa cucaracha
dos noches seguidas haciendo
guardia en la escalera

Así aparece la paz ignorante
la calma que no sangra
y los niños riendo en la calle
los coches que pasan
atrás el mundial wimbledon y el tour
y la mani del millón

Un gesto metafísico atraviesa
la habitación con las sábanas revueltas
de la siesta
es como un rayo de recuerdo
o tal vez de futuro
cambiante como los remolinos de los ríos
y entonces sé cosas que no me atrevo a pensar
porque mejor no pensar estos días de toallas
y playa y risas y arena y paisaje ligero de equipaje

Mejor estirarse en una hamaca
cerrar los ojos y coger la regadera
mojar la tierra y salvar la vida

5 comentarios:

EMMA dijo...

Volvemos con los animalitos; la mosca,la avispa, la cucaracha, la lagartija...si señor, conjugando verbos y animales.
Muack.
Emma.

Paula Mocinho dijo...

Sí, sí, es que estoy rodeada de esos bichos... jajaja

ROSALIA dijo...

Es tan bonito que no necesita comentario.
Besos wapa.

MARTA dijo...

Idem como Rosalía. (en mi escalera son la parejita de cuquis)
Saludos.

Paula Mocinho dijo...

Gracias, Rosalía y Marta!