viernes, 14 de enero de 2011

Epitafio IV

Aquí yace un deseo
que quiso ser caricia
sobre tu pelo
y ascender a tu sonrisa
hasta el mismo consuelo

Murió cuando descubrió
que eras una piedra
jugando a ser dulce de nube

2 comentarios:

Butterflied dijo...

Bufff, me encanta, cuántas piedras de ésas hay por ahí...

Paula Mocinho dijo...

Jajaja... Gracias por seguir ahí, Butterflied