miércoles, 21 de diciembre de 2011

Cosas que hacen que sepas que empiezas a ser mayor en desorden y sin concierto

Ya no duermes más de ocho horas
por las noches
Ya no empiezas por el final los periódicos
y aunque no entiendes un pimiento de economía
te detienes en las páginas salmón y las lees de principio a fin
y te atreves a opinar alegremente de lo que no sabes
con tus amistades
Misteriosamente tu ropa interior se ha hecho monocromática:
sujes y braguitas todos negros
Ya solo lloras con las películas
En la cola del super te llaman 'señora'
y aunque al principio no sabes a quién se dirigen
luego caes en la cuenta de que es a ti cuando la abuelita
te suelta, 'nena, que no li dius res?'
Cuando escuchas boleros desangrados
sonríes para tus adentros porque has dejado de sentirlos
como propios
Sospechosamente te sientes mejor sola
que hasta bien acompañada
De la novela pasaste al ensayo
y ahora andas con lo último de filosofía científica
como si quisieras realmente saber el por qué de las cosas
Has declinado la oferta de tu imaginación para salvar el mundo
a través de la palabra
El sexo te parece secundario y el amor un argumento bienintencionado
de Jane Austen, o peor aún, cursi de Corín Tellado, según el día
Proust sigue sin gustarte pero ahora te atreves a decirlo en voz alta
Si te atracan miras al ladrón fijamente a los ojos y le dices sin pestañear:
no quiero hacerte daño, así que coje lo que quieras pero déjame la libreta
Tu farmacia personal aumenta peligrosamente y conoces uno por uno
los componentes químicos de lo que te tomas a veces cuando no puedes dormir
La lluvia nunca te pilla desprevenida porque siempre llevas un paraguas en el bolso
La nevera siempre está llena y sabes siempre qué vas a comer hoy y mañana
Has olvidado la fecha exacta de cuando dejaste de fumar
Al mirar hacia atrás piensas que has tenido una buena vida, a pesar de todo: 'ese pesar' lo has borrado
Comprendes a tus padres y los aceptas como son y hasta los perdonas por cosas que antes fueron enormes y ahora son minúsculas
Cada día todo te parece más relativo, hasta la propia relatividad
Los sueños son más ligeros y apenas representan una pluma en la balanza del fracaso
Menos es más y lento es rápido
Te resulta más fácil vivir el presente, no ves el futuro y el pasado es un señor gordo que hizo un régimen brutal de adelgazamiento
Los insectos no te dan tanto asco y eres consciente de que las ratas solo son supervivientes
Los agravios del pasado se colocan, sobretodo esos propios que cometimos por error o a propósito por cagarla
Las penitencias se conmutan por comprensión
Las hipotecas son solo económicas
Si ya no tienes hijos sabes que difícilmente tendrás, al menos biológicos
Sales poco por las noches y acostumbras a quedar durante el día
Y aunque nunca perderás la esperanza de escribir una obra que perdure sabes que si te mueres ahora estarás en paz contigo misma

Estas son algunas de las pistas que me han hecho pensar que estoy empezando a madurar

3 comentarios:

mar dijo...

me encanctó leerte otra vez! cierto... son una buena recolección de detalles que se van aconteciendo de la mano de la madurez.

Paula Mocinho dijo...

hola guapa!
gracias por pasar por aquí y dedicarme unos minutos!
Ahora tengo página en facebook, encontrarás la dirección arriba en el margen derecho: FELIZ AÑO!!!

SBP dijo...

¡Estupendo rap!