lunes, 6 de junio de 2011

Eso nunca

Racimos de lágrimas
se deslizan por tu pecho
callado y oculto

Sé de tu llanto
interior y de tu risa
forzada

Pero no vayas a creer
que la tristeza
es para siempre

Ando tejiendo
un vestido de cáñamo
en estas noches
de viento y rosas

Y mientras lo tejo
me voy quedando
con tus uvas agridulces
y tus perlas palabra

Ahínco en la felicidad
tan pasajera
tan fugaz
sin ella
sin su luz
no habría
esta oscuridad sombra

Ya volverás
te espero tejiendo
vestidos con sílabas
de algodón que absorben
esas lágrimas

Luego me echaré al mar
otra vez como otro siempre

Navegaré contracorriente
o a favor de las olas
todo depende del sentido
de mis manos al tocar
la espuma

Iré y volveré a por ti
porque vuelvo otra vez siempre
¿cómo abandonarte a la espina,
al plástico flotante y absurdo,
a la botella sin mensaje?

Eso nunca, eso nunca

Mi amor-amistad es y será
aún lejos, aún cerca,
aún sin rastro, aún ausente,
aún críptico, aún olvido,
aún taza vacía sin grano semilla,
aún arco puente de la vida,
aún tú, otro siempre tú

Y ahora el cáñamo
hace su función
y absorbe otro gramo
de tu dolor
otro a veces dolor

2 comentarios:

Eva Hibernia la peregrina dijo...

qué maravilla, espero que se oiga en los escenarios

Paula Mocinho dijo...

sí? pues me lo apunto para el próximo bolo! mua!